Basílica de la Merced


Dirección

Mac Iver 341 esquina Merced

Teléfono

+56 2 26330691

 

Reseña

Es una de las iglesias más hermosas de la capital. En su interior se encuentra la segunda imagen católica más antigua del país, la Virgen de la Merced, traída a Chile por el Padre Antonio Correa en 1548.

La Orden de La Merced fue la primera congregación católica que llegó a territorio nacional, junto a Pedro de Valdivia. El mismo gobernador le encargó a los Mercedarios el cuidado de la Virgen del Socorro, la primera imagen católica que llegó al país.

Motivados por la evangelización en el sur de Chile, dejaron la capital. Sus terrenos originales al sur de la Cañada, actual Avenida Libertador Bernardo O’Higgins, fueron ocupados por la orden de los Franciscanos, quienes aún siguen en el mismo lugar.

Una vez de regreso en Santiago, los mercedarios recibieron los terrenos para la construcción de un nuevo templo, pero la Virgen del Socorro quedó definitivamente al cuidado de los Franciscanos.

La Basílica de La Merced fue declarada Monumento Nacional en 1977.

Historia

La primera orden religiosa que llegó a Chile y a Santiago del Nuevo Extremo, junto a los conquistadores, fueron los Mercedarios, quienes pidieron un espacio propio para establecerse.

Pedro de Valdivia, simpatizante de esta orden religiosa, les cedió la Ermita del Socorro, fundada en la ribera sur de la Cañada, actual Avenida Libertador Bernardo O’Higgins. Posteriormente, la congregación partió  al sur de Chile con el propósito de iniciar la evangelización de esa zona. De regreso a Santiago se dieron cuenta que esta propiedad había sido ocupada por los Franciscanos.

Para dar término a las disputas que se produjeron, el Cabildo les entregó la Ermita de Santa Lucía, fundada por el anciano tesorero Juan Fernández de Alderete, devoto de la Santa Siracusana.

Así, entre 1549 y 1561, se iniciaron las tareas para reunir fondos y levantar un templo. Gracias a la ayuda de vecinos y la valiosa colaboración de Rodrigo de Quiroga, millonario santiaguino quien les donó quince mil pesos en oro, los Mercedarios terminaron la obra. Según los contemporáneos, ésta era la iglesia más hermosa arquitectónicamente de esos años, con sus muros de adobe unidos por arcos de ladrillo.

Arquitectura

En su arquitectura predomina el estilo neoclásico. En su Altar Mayor se ubicó la primera imagen de la Virgen de la Merced, traída a Chile por el Padre Antonio Correa en 1548.

La actual iglesia corresponde  al tercer templo edificado en el lugar y su construcción se inició en 1735. Medio siglo más tarde, el arquitecto italiano Joaquín Toesca la terminó. A él se le atribuye el diseño del Altar Mayor, en cuyo centro fue ubicada la Virgen de la Merced.

En el interior de la iglesia se conservan varias obras de arte, entre ellas el Cristo de la Agonía o Santo Cristo de Burgo, de madera policromada realizada por el escultor español Martínez Montañés.

Al lado se encuentra el púlpito dorado y policromo realizado en el siglo XVIII con un estilo barroco alemán. En el centro del Altar Mayor está la imagen de la Virgen de Las Mercedes, traída en 1548 del Cuzco siendo una de las primeras imágenes que llegó a Chile.

En la torre izquierda se encuentra una enorme campana grabada con un carillón alemán, el primero de Santiago, inaugurado en 1928. La iglesia posee además, el órgano más grande de Chile.

En el segundo piso del convento está el pequeño Museo de La Merced y en el patio se conserva un tranquilo jardín que forma el claustro.

Enrique Mac Iver, 341, Santiago.