Iglesia de la Vera Cruz


Dirección

José Victorino Lastarria 124

Reseña

Esta iglesia es uno de los atractivos patrimoniales del Barrio Lastarria.

Por muchos años se creyó, equivocadamente, que en el lugar que ocupa esta iglesia estuvo edificada la residencia del conquistador Pedro de Valdivia. Con el pasar de los años este error tomó fuerza, hasta que en 1852 se levantó la Iglesia de la Vera cruz en homenaje al fundador de Santiago.

Entre las imágenes que posee la iglesia destaca un Cristo donado por el rey de España a la orden de los Mercedarios en el siglo XVI.

Fue declarada Monumento Nacional en 1983.

Historia

A comienzos del siglo XIX, en el Callejón de Mesías, actual calle José Victorino Lastarria, se encontraba la casa de adobe y tejas de los Barril, familia originaria de Valdivia. Tal vez por esta razón surgió la idea popular de que aquella casa había pertenecido al conquistador Pedro de Valdivia, por lo que comenzó a ser llamada el Palacio de Pedro de Valdivia.

Hacia 1847, Salvador de Tavira, Encargado de Negocios de España, propuso homenajear a Pedro de Valdivia en el lugar donde supuestamente había vivido. La proposición, cuyo objetivo era estrechar vínculos entre ambos países, fue recibida con gran entusiasmo, especialmente por parte del intendente de Santiago, coronel Francisco Ángel Ramírez, y por el Arzobispo Rafael Valentín Valdivieso.

La idea se materializó con la edificación de un templo dedicado al fundador de la ciudad de Santiago, en el sitio donde habría habitado.

En 1852 comenzaron los trabajos de construcción, que concluyeron en 1854.

La iglesia recibió el nombre de La Veracruz, en recuerdo de la llegada del cristianismo al continente, ya que el primer altar en América fue levantado un Viernes Santo, día en que se rinde culto especial al Madero Santo de la Cruz.

Arquitectura

Esta iglesia es de estilo neoclásico, con una sola nave techada a dos aguas. El motivo del Arco del Triunfo aparece representado en su fachada. La portada destaca por las columnas dóricas; el gran arco abovedado sobre ellas; y el frontón triangular que la remata. Sobre el ático que corona la fachada se levanta la espadaña donde se alojan dos campanas.

En el altar se encuentra el Cristo que el Rey de España donó a los Mercedarios en el siglo XVI. Al costado izquierdo de éste, hay una imagen de la Virgen del Carmen.

 

José Victorino Lastarria, 124, Santiago.